Viuda de Tadeo Juan, cliente de SPEDION, pone en marcha una Escuela de Conducción

La empresa centenaria de transporte, Viuda de Tadeo Juan, cliente de SPEDION España con sede en la localidad alicantina de Alcoy y centrada principalmente en el transporte de paquetería por carretera, ha puesto en marcha junto al Ayuntamiento de Alcoy, la Fundación Terranova y la Autoescuela Jordá una interesante iniciativa encaminada a formar a jóvenes de entre 20 y 24 años, para que pudiesen obtener el título de operador de aparatos elevadores.

Según la responsable de Desarrollo y Expansión de la empresa Transportes Viuda de Tadeo Juan, Vanesa Juan, la iniciativa de esta singular Escuela de Conducción surge al constatar el elevado índice de abandono escolar existente en el municipio. “La educación es clave para el desarrollo y quedé preocupada con el dato y con ganas de hacer algo para remediarlo; yo tenía en mente una Escuela de Conducción, porque es muy difícil encontrar conductores y contacté a agentes de desarrollo local del Ayuntamiento para darle forma a la idea”.

Vanesa Juan considera que el proyecto “es una manera de reconducir a los más jóvenes que han abandonado el colegio, muchos de ellos con situaciones familiares complicadas que les impiden acabar los estudios”.

Un curso fruto de la colaboración
Al Ayuntamiento le pareció interesante la idea que le propuso Vanesa Juan y junto a la Fundación Terranova, una ONG que se dedica a promover la inserción laboral de colectivos de difícil inserción, la puso en marcha. También participó en ella la Autoescuela Jordá, que imparte el FP Dual de Transporte existente en el municipio de Alcoy. Se preseleccionaron ocho candidatos y finalmente realizaron el curso seis, dos chicas y cuatro chicos.

La formación va encaminada a crear profesionales del sector, por lo que la duración fue muy superior a la que exige la normativa con un total de 72 horas. Así consideró la empresa de Transportes Viuda de Tadeo Juan que debía hacerse. “Normalmente, muchos cursos para manejar el torito te los dan en un fin de semana y cuando acabas tienes el título pero no dominas, aunque sea un poco, el torito. Yo quería que se creasen buenos hábitos al coger el torito y para ello era importante la repetición. De ahí que decidiéramos hacerlo a lo largo de un mes entero y con muchas más horas de práctica, señala Vanesa. “La idea era que los chicos salieran preparados y seguros de la formación, y que la empresa que los contratase quedase muy satisfecha al ver el buen profesional que había contratado”, argumenta.

“El curso inicial de la Escuela de Conducción es el de carretillero porque, además de tener un atractivo especial para todo aquel que lo maneja, es una cualificación que se solicita en muchos sectores”. En el curso, además de aprender a manejar el torito, aprendieron claves para gestionar emociones o para trabajar en equipo y también cómo buscar activamente un empleo a través del diseño, por ejemplo, de un curriculum vitae.

Inserción
Uno de los jóvenes que ha finalizado la formación ya ha sido insertado por la propia empresa Viuda de Tadeo Juan, que ha suministrado un EPI completo a los participantes en la acción formativa. Además, al joven insertado se le ha diseñado un plan profesional para que pueda obtener el carnet de tráiler y generar así, un conductor profesional para el sector. Con el resto del grupo se continuará trabajando para favorecer su inserción en el mercado de trabajo.